Sobre mí

Tomàs Safont-Tria nace en Sant Andreu de Llavaneres, en el 1946. Después de estudiar delineación industrial, se forma como pintor en el taller de Jordi Arenas de Mataró. Con esta base académica, inicia una larga trayectoria hacia una exploración más personal de la pintura al óleo y en el dibujo, donde el color deviene el gran protagonista.

Safont-Tria destaca rápidamente por sus paisajes. Pinceladas de color que conforman contrastes de luz y sombra de los bosques y los campos mediterráneos, visión fruto de su relación con el artista Josep Boix i Soler. Los colores aplicados y las transparencias deshacen los pigmentos que conforman la naturaleza, en un intento de aglutinar la memoria de un lugar –de un ambiente– sobre el lienzo.

Del mismo modo trata las figuras y retratos, como partes de una atmósfera compuesta por luz, aire y color. La figura y el paisaje se comportan como un mismo tema: un espacio ocupado por el espectro cromático. En su evolución de estilo, las pinceladas se ensanchan hasta formar manchas que danzan por el cuadro. Los colores se liberan de los contornos, son aire sólido que se modela y se acopla sobre los cuerpos representados. Safont-Tria visualiza, pinta y expresa la densidad cromática de la atmósfera: un soplo de sensaciones.